Historia


Amayuelas de Abajo (Palencia) hace parte de la misma historia de abandono que sufrieron cientos de pueblos en el conjunto del Estadio Español. En 1971 Amayuelas de Abajo se suma a la lista de los pueblos que pierden su personalidad jurídica ( desaparece el Ayuntamiento) y pasa a formar parte del Ayuntamiento de San Cebrián de Campos.

 

La aplicación y el uso de nuevas tecnologías en una agricultura industrializada y especializada en el monocultivo del cereal, supuso un descenso drástico de la población activa del campo, agudizado por nuestra incorporación en la Unión Europea y la aplicación de la PAC. El desmantelamiento de los servicios públicos y el éxodo de los campesinos y campesinas sin tierra  y de los pequeños agricultores y agricultoras favorecieron el declive total de estos pueblos.

 

Pero desde principios de los años 90 un grupo de personas vinculados al movimiento campesino y cultural de la Comarca de Tierra de Campos inició el compromiso de trabajar en éste pequeño núcleo rural, con el ánimo de devolverle parte de la vida que tuvo. Su apuesta consistió en generar pequeñas actividades económicas, sociales y productivas, aprovechando los recursos locales ociosos y siendo a su vez muy respetuosos con el medio natural. Es así como surge la idea de MUNICIPIO ECOLÓGICO para expresar y definir hacia donde se quería caminar.

 

El camino recorrido ha permitido la recuperación de edificios y espacios públicos, la construcción de infraestructuras mínimas locales ( gestión de aguas residuales, desagües, agua potable, arreglo de calles, aula del CONCEJO,..), la práctica de una agricultura y ganadería ecológica y la creación de pequeñas empresas vinculadas y relacionadas con la actividad agrícola y turística.

 

Dos fechas importantes  cabe señalar como consolidación del proyecto, la construcción en 1999 de 10 viviendas bioclimáticas que facilitaron la incorporación definitiva de nuevos pobladores y en el 2004 la creación de la primera UNIVERSIDAD RURAL PAULO FREIRE.

 

Hoy en Amayuelas se han asentado un pequeño grupo de pobladores, con pequeños proyecto de trabajo y de vida, y sobre todo con el orgullo de sentir que VIVIR EN ESTOS PEQUEÑOS PUEBLOS MERECE LA PENA .